Hazlo tú mismo: cómo colocar un lavabo debajo de la encimera

2

Colocar un lavabo o fregadero por debajo de la encimera puede parecer complicado, sin embargo, con un poco de maña y mucho cuidado se puede conseguir sin ayuda de profesionales.

Así, es necesario colocarlo una vez tengamos instalada y fijada la encimera. Como es evidente, el hueco del lavabo o fregadero en la encimera de mármol o de otro material debe hacerlo un profesional y no nosotros, porque romperemos la encimera, especialmente si es de mármol u otro material sensible a las facturas.

A continuación, es necesario asegurarnos de que el entorno en el que se va a fijar el lavabo o fregadero está completamente limpio y libre de polvo u otras sustancias. Cuando la zona esté limpia pondremos abundante silicona, unas tres vueltas, en la parte superior del lavabo o fregadero (la que va a quedar pegada a la encimera) y la ajustaremos con fuerza en la encimera.

En este punto, tiene especial importancia emplear una silicona de buena calidad que garantice una vida larga a la composición. Además, es recomendable que esta silicona sea de un color similar al de la encimera para que no destaque demasiado en las uniones y pueda afear el conjunto.

Sin embargo, tenemos que pensar que el lavabo o fregadero va soportar el peso de agua, platos… durante muchos años, por lo que es necesario contactar con un marmolista para que coloque unos ganchos que atornillen el lavabo o fregadero con la encimera y así alargar enormemente la vida del conjunto.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.