Tipos de acabados en los revestimientos de fachadas exteriores, la clave del resultado

4Cada vez es más habitual ver revestimientos en piedra en fachadas exteriores, bien sea en una parte de la fachada o la fachada al completo. Debido a la alta calidad de materiales empleados en exteriores, la piedra en estas superficies cada vez se usa menos por sus características técnicas y más por las decorativas. Sin embargo, cabe destacar su gran resistencia a temperaturas extremas y su mantenimiento en óptimo estado a lo largo de un extenso periodo de tiempo.

Cuando decidimos colocar piedra natural en las fachadas exteriores, tanto con fines decorativos como con fines más técnicos, es necesario tener en cuenta qué clase de piedra queremos emplear, con qué acabado…

La gran variedad de materiales, tonalidad, técnicas de colocación… hacen que el resultado sea muy distinto en función de la combinación de estos tres factores.

Así, la Asociación de Productores de Piedra Natural de Castilla y León (PINACAL) divide los tipos de acabado en la colocación de piedra natural en exterior en varias categorías:

-Abujardado: con pequeños cráteres.

-Apiconado: con muescas o incisiones alargadas.

-Apomazado: que confiere una superficie plana, mate y sin marcas.

-Cortado: con marcas de surcos y ondulaciones en direcciones curvas y concéntricas.

-Escafilado: con apariencia natural y rústica, con ciertas rugosidades, surcos y protuberancias.

-Flameado: superficie con cierto relieve, rugosa, algo craterizada y vítrea.

-Lajado: con relieve irregular aunque bastante plana.

-Partido: de apariencia natural, su relieve es más acentuado, irregular y rugoso que las piedras lajadas.

-Pulido: consigue una superficie lisa, plana y brillante, sin ningún tipo de raya o arañazo visible.

-Raspado: la superficie queda totalmente lisa y de aspecto muy natural y uniforme, sin ningún relieve ni raya.

-Serrado: logra una superficie muy plana, bastante lisa pero áspera, con ligeros surcos y ondulaciones.

Por eso, es imprescindible acercar nuestra perspectiva a la pierda de la fachada para decidir correctamente cuál es la clase de piedra que queremos colocar para conseguir el acabado deseado. También es necesario tener en cuenta las características de cada tipología de piedra y cómo pueden ajustarse a la consecución del acabado esperado.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.